info@superationmentis.com
+34 689 76 40 75

Single Blog Title

This is a single blog caption

TODO CAMBIA

Nadie nos había explicado que después de tantas y tantas decepciones nos transmudábamos como reptiles, cambiando el color de nuestra piel según el clima externo. Metidos en nuestra inocencia, tampoco se nos dio clases sobre los monstruos feroces, engendros sociales. Cuyo despertar es siempre trepar y desmembrar sin escrúpulos personas para su fin y su éxito.
En las sociedades pasadas, se encontraban el débil y el líder. Mediante estrategias y juegos de lucha se desbancaba al poderoso. La creatividad crecía utilizando observaciones para mutilar comportamientos aprendidos y dar la bienvenida a otros nuevos. En el silencio, con sutiliza imaginábamos mundos equitativos sin trepas.
Ahora la sociedad esta forjada de un hierro distinto, cada amanecer es lucha entre líderes, con perfiles arrogantes y máscaras dóciles. Utilizando lanzas afiladas empapadas de licor dulce envenenado. siempre estan al acecho para cazar cuando la presa se encuentre descuidada o sino utilizan canticos que engañan impulsando al más débil al sueño profundo. Estos poderosos son titanes en continua desconfianza, incluso de una brisa de aire fresco.
Todo cambia, antes el hombre amaba, ahora es depredador, luchador y compite en continua desventaja. Se inventan mecanismos de defensa de toda índole cuya finalidad es mantener y restablecer la integridad, evitando perturbaciones que subjetivamente estén llenas de displacer. Ante la amenaza, ponemos en marcha los procesos defensivos para evitar el miedo por los supuestos peligros. Se modelan más que nunca conductas, adaptátivas a la del otro para una finalidad. Se identifican con el agresor al no poder huir se convierten.
Por otra parte también se encuentra el respeto, valor aun no ajustado a ninguna métrica universal, una vez que han sobrepasado la línea ya no se debe dar marcha atrás, ni vuelta de hoja. Se ha de abandonar al invasor ahí mismo, en ese momento, en ese instante. Es imposible suplantar ese respeto, el problema es que se sigue perdonando o sustituyéndolo por otra cosa para evitar la angustia que produce el desengaño. Si ya no funciona el respeto ya no es posible que funcione el afecto; examinar la realidad es lo más inteligente.
Cada individuo, suele creerse diferentes, unos buenos, otros que son cariñosos pero la profundidad suele estar rebosada de conductas tiranas por defender una parcela imaginaria la cual en el lecho de muerte no podrá salvaguardar ni tendrá valor alguno.
Vivir tranquilos no está pagado, sobre la autenticidad no existe valor tangible sobre tal cualidad. Por ello bajo una mira ecológica intentar no crear enemigos donde no los hay o ver fantasmas en un desierto. La mente humana es muy poderosa y los escenarios solo son creados por nosotros mismos.