info@superationmentis.com
+34 689 76 40 75

Single Blog Title

This is a single blog caption

La indecisión

Tanto para el hombre como mujer el móvil del deseo es el trueque de aquello que el otro no tiene. La dimensión de la falta gobierna las relaciones e inversamente este reconocimiento de falta es saber comprender y tratar simplemente nuestras limitaciones. Lo cual permite comprender la circulación del deseo entre hombre y mujer.

El hombre se presenta a la mujer en la dimensión de no tener algo que ella tiene y la mujer se presenta de igual dimensión. La falta de este reconocimiento, marca el afán sobre una búsqueda constantemente un ideal ficticio.

Esa búsqueda, conduce a una constante persecución, suplantando ideales de perfección erróneos, atormentando sin descanso y alimentando cierta histeria interna. Suele producir manifestaciones sintomáticas entre una de ellas la más impresionante, la indecisión permanente a cualquier cosa.

La tiranía de esta indecisión es simplemente que nada será jamás suficientemente bello para neutralizar la huella de las imperfecciones, llevando a continuas manifestación sintomáticas en el momento de tomar cualquier decisión hasta en cosas comunes de la vida cotidiana, como por ejemplo: ” la elección  de un dentífrico”. Tanta demora en elegir lo adecuado a la larga termina por desgaste y fatiga escogiendo lo inadecuado llevando una carrera de incertidumbre, dudas y arrepentimientos.

Las vacilaciones culminan en la elección de un compañero amoroso de una forma desesperada, (estando, pero…  sin estar) con la persona elegida. Desanimados en el deseo y una constante insatisfacción. Sintiendo otra manifestación sintomática más: “ La culpa” ya que estos actos se someten a la convicción permanente de: “ no encontrar la persona deseada pues la vida es así imperfecta” lo cual conduce a  vivir en una continua insatisfacción.