info@superationmentis.com
+34 689 76 40 75

Single Blog Title

This is a single blog caption
saber gestionar la culpa

La importancia de saber gestionar la culpa

Un generoso displacer surge de los conflictos. Compartir tu espacio con personas incompatibles y vivir bajo continuas disputas, retiene nuestra alegría. El comportamiento negativo de la  persona con la cual convives, cuando esta pasa a ser un auténtico desconocido, convierte nuestra vida en una situación de martirio y angustia.

La procedencia de esa actitud represora obedece mas bien a descontentos y obsesiones personales. Intentan sentenciarte con un brote de Culpa constante, fruto de sus abismos psíquicos. Sin contar que en ese sentimiento de culpa va implícito un precio que se deberá de pagar, tanto el sufrimiento, como un malestar torturante, perforando y fraccionando nuestra integridad.

Es imprescindible por tanto, saber gestionar la culpa, ya que si una de las dos partes quiere establecer una nueva convivencia, o cambiar de contexto, tenderá a tomar, decisiones erróneas. El motivo es muy sencillo: el ser humano se mueve por una continua búsqueda de satisfacción, si además, en nuestra huella mnémica se encuentra registrada una satisfacción primaria se tenderá a asociarla al mínimo estímulo con una nueva. La percepción de aquello que satisfizo la primera vez, por poner un ejemplo el amor o compañía, quedará atrapado en una continua búsqueda de ese deseo voraz. Cada vez que sobrevenga esa necesidad de cubrir ese deseo de sentir aquello que satisfizo la primera vez, es probable que el individuo tienda a repetir continuas equivocaciones y un aumento de desesperanza.

La gestión de la culpa y perdonarse es clave, por algo sumamente sencillo y llano como es evitar el daño que nos causa en nuestra autoestima e incluso en muchos casos la somatización con el despertar de alguna enfermedad corporal. Se sabe que los continuos reproches se manifiestan en resistencias psicopatológicas, derivando en alteraciones del sistema nervioso central y del sistema inmunológico.

La explicación es la siguiente: la tendencia natural de búsqueda continua de satisfacción y placer, con la evitación del displacer (satisfacción inmediata). Este tipo de acto de cubrir la necesidad inmediata se convierte en insatisfacciones constantes; llevando al individuo a una amarga experiencia vital y la impulsiva  búsqueda de otros caminos que lleve a establecer la situación deseada.

Para este examen de la realidad y para que el individuo sea consciente de su verdadera necesidad se debe acudir a un profesional de psicología.  Este proceso le llevará a una gran suma de experiencias; es decir, a tener varias (huellas mnémicas) dentro del sistema mnémico, redondeando varias experiencias de desolación hasta reconocer aquello que le dará estabilidad; de no llegar a un acuerdo, no inhibir o frenar situaciones fortuitas se enfrentará a un estado vital caótico.

Por todo ello queremos recalcar lo importantísimo de saber gestionar la culpa para evitar situaciones dañinas para la psique de la persona.