Disponibilidad Horaria y Geográfica.
Precios asequibles, adaptados y flexibles.
689 764 075 | 916 015 745
info@superationmentis.com

Blog

PRINCIPALES DESAJUSTES EN LAS RELACIONES FAMILIARES

En la actualidad, es bastante complicado encontrar la forma adecuada para saber manejar los nuevos patrones de conducta de la gente joven. Los desajustes, se producen cuando estos chavales descuadran el ambiente hogareño, no siguen las normas establecidas y bloquean el espacio vital de aquellos que conviven dentro del mismo techo.

Los padres, educados con patrones tradicionales y bajo normas clásicas, dirigen a veces a estos chicos por un camino difícil, empeorando la situación e ignorando el motivo causante que produjo dicho sentimiento de rebeldía. La preocupación para estos padres es triunfar con sus métodos, dominando y doblegando esas formas novedosas.

Los tutores utilizan la fuerza a su antojo usandola en los muchachos como si fuesen caballos salvajes y su intención es convertirlos en potros de feria. La busqueda es la meta donde censaran las fuerzas y podrán soltar riendas. Estos padres toman falsas creencias y expectativas que dan por hecho que tarde o temprano con mano dura reinará el orden con reglas adecuadas o idoneas  para la familia y la sociedad.

Cuando un hijo sale rana, según el vocabulario social, se culpabilizan todos los miembros integrantes entrando en cierto juego de competición y comparación con las vidas ajenas. Incluso aparentemente marcha todo viento en popa. Sin embargo, al hurgar podemos ver más allá y visualizar con claridad que en todos los hogares cuecen habas.

El ser humano no aprende ni se le enseña desde el vientre materno con reglas escritas, todo es una invención social. Es cierto, al aplicar estas normas de sociabilidad surgen evidentemente por la necesidad de límites que necesitamos todos. Surgieron por la fácil desnivelación y posibilidad de caer dentro del salvajismo; estas leyes sociales tuvieron que establecer y regir la convivencia para un bienestar común.

Ahora bien, nadie se plantea, ni sabe que existen otras posibilidades de abordar las situaciones, al menos las aprendidas. Favoreciendo el dialogo con los hijos e incluyendo a todos los integrantes del núcleo familiar. Los adultos que viven estos episodios deberían implicarse previamente y realizar cierto análisis sobre estos patrones no registrados. Los hijos, son reflejo de lo observado, en su mayoría proceden dichas avenencias por una mala comunicación. Sometidos con el yugo de un mundo competitivo perfecto e invasor, desborda al individuo desde la infancia.

No todo el mundo nace en un hogar donde se hablan cinco idiomas, fluye el ambiente familiar, existe armonía o se encuentra una buena situación económica. La mayoría de las familias luchan por la estabilidad, su bienestar y por supuesto poder sobrevivir. Cada dìa la mayoría de los chavales se educan sin un hogar asentado, cuya organización se basa en una madre que debe trabajar y el padre en muchos casos de igual forma introducido en su jornada, dejando de lado su superación o evolución personal. Los chavales se educan más bien solos, en muchos campos autodidactas. La escuela solo puede ejercer su poder dentro de un horario, en el momento del cierre, el tiempo lo ocupan con redes sociales. Internet se suele posicionar como padres. El movil les entretiene y acompaña como un miembro más familiar, con relaciones desconocidas, no pudiendo controlar las personas que visitan el otro lado de la linea.

Por tanto, estos chicos se educan de una forma diferente, cuyas relaciones se forman en su mayoría chateando. Ya no son los amigos de clase o de la barriada. Por ello, no podemos exigir que sean como nosotros queremos, pues viven totalmente otra cultura no tradicional.

Añadido, no se tiene en cuenta el renacer de los nuevos modelos de convivencia, como pueden ser un divorcio o separación de los padres. esta situación descuadra a toda la familia,. Pero debemos de educar a los chicos desde una mira moderna, sin negar lo sucedido dentro de la casa. Por consiguiente, se debe dejar bien claro que jamás dejarán de ser sus padres, también se debe incluso educar a estos padres pues estan viviendo de igual forma  un cambio en sus vidas. No por ello se tiene que producir ese abandono sufrido a muchos chicos. han de aprender a no realizar enfrentamientos y no utilizar a los chicos como mediadores de disputas y arreglos.

Los chavales, deben conocer un nuevo sistema social donde vaya incluido nuevas convivencias. Siempre hay que recordar nuestra pertenencia sabiendo quienes son sus padres y estos responsabilizarse de sus hijos. Pero la sociedad debe educar la existencia de hombres o mujeres y su derecho de enamorarse de otras personas o de la posibilidad de un enamoramiento de un mismo sexo.Aprender a tener una perspectiva amplia y ver las cosas con normalidad o asumir las situaciones cuesta y es complicado pues son formas de vivir novedosas. No comprener estas situaciones crean de cualquier cosa un mundo de agresión, desprestigio y señalamiento.

Siguiendo con el núcleo familiar esos padres han de estar pendientes de los chicos y dialogar. Comprender entre todos el momento vivido y no permitir que la sociedad les haga sufrir con cotilleos o habladurias. La juventud de hoy enfrentados ante un mundo exageradamente competitivo, no se les prepara para admitir nuevas ideologías. Ni a los chicos ni a los padres, se habla de empatía y de respeto pero el resultado no es así. No se progresa o se desarrolla  en ideologías y normas sociales para entender las situaciones que parecen extrañas.

La presión a la que se somete a los chavales sobre el triunfo, añadiendo las novedades de convivencia sufren un momento dificil el cual no se tiene en cuenta. Incomprendidos desarrollan odios, se enfrentan con resquemos a las exigencias de esos comportamientos esperados.

Ciertamente como se ha comentado al principio el ser humano necesita límites para desarrollar una buena estructura cerebral saludable, permitiéndole detectar y tener valores para un futuro saludable. Se debe tener en cuenta se estan realizando cambios dentro de las familias cuya forma de vida son con otras lógicas.

Se debe escuchar y dialogar en el hogar con respeto a cada figura parental. Saber que los chicos si ven actitudes y formas inadecuadas de trato, reproducirá esa mala conducta registrando esa forma de vida inadecuada con rebeldía o con comportamientos inesperados.

El dialogo y la comunicación son esenciales para un crecimiento mutuo, continuara….